S'ha produït un error en aquest gadget

dimarts, 4 de novembre de 2008

Hermenegildo Anglada Camarasa (Barcelona 1.871-1.959)

La pintura de Hermenegildo Anglada Camarasa se caracteriza por su gran colorismo, por lo que sobresalen los temas de fiestas, vestidos regionales y paisajes de Mallorca. Su labor pictórica es dividida en varias etapas. En la inicial, se dedicó a la pintura de figuras, en las que reflejó el folklore valenciano y gitano. L

Luego pasó a la realización de paisajes, llamada etapa catalana. Los primeros paisajes que realizó eran de un estilo naturalista y los lienzos fueron de forma gradual ampliados de tamaño, hasta llegar a tener importantes dimensiones.

La segunda etapa, que comprende entre 1894 y 1904, se la llama la primera etapa parisina. En ella se convierte en un magnífico cronista de la noche de París, donde comienza a definir su personal estilo. Aquí aparecen sus temas predilectos: el ecuestre, la danza española y la representación de la mujer gitana.

Entre 1904 y 1914 se dio su segunda etapa parisina. En este momento el artista ya contaba con gran prestigio y reconocimiento internacional. Entre 1914 y 1936 se produjo la primera etapa mallorquina, se podría decir la de mayor éxito. Su obra fue reclamada por la generación del 98 para que se expusiera en Madrid, también por galeristas estadounidenses y argentinos, y en Inglaterra apareció una importantísima exposición monográfica.

Entre 1939 y 1947 Anglada se exilió a Francia, donde se enfermó. Se dedicó a pintar fundamentalmente bodegones, floreros y conjuntos de flores. El final de su labor, la segunda etapa mallorquina, es de escasa producción; y se trató de un tiempo donde se lo reconoció, donde hubo exposiciones antológicas y homenajes.

1 comentari:

Leodegundia ha dit...

Me encantan todas estas explicaciones que nos das porque ayudan mucho a comprender mejor los cuadros de cada artista.