S'ha produït un error en aquest gadget

dilluns, 5 de setembre de 2011

EDOUARD MANET. (París 1.832 - París 1.883)- Célebre pintor francés, fue uno de los iniciadores del Impresionismo.

RUE MOSNIER DECORATED WITH FLAGS. Impresionismo. Paisaje urbano. 1878. Óleo sobre lienzo. Collection of Mr. and Mrs. Paul Mellon. USA.

ENCABEZAMIENTO DEL BLOG: DOS PEONIAS BLANCAS Y UNAS TIJERAS. Impresionismo. Bodegones y Flores. 1864. Óleo sobre lienzo. 31 x 46,5 cm. Museo de Orsay. París. Francia.







THE HARBOUR AT BORDEAUX. 1871. Oil on canvas. Foundation E.G. Bührle collection, Zurich, Switzerland.

UN BAR EN EL FOLIES-BERGÈRE. Impresionismo. Cafés e Interiores. 1881-1882. Óleo sobre lienzo. 96 x 130 cm. Tate Gallery. Londres. Inglaterra.

En su última gran composición, parece que Manet quiso sugerir nuevos significados que van más allá de la pintura, y que logró comunicarnos magníficamente.
Y así, entre el primer plano, que se puede decir que es la más bella naturaleza muerta del siglo XIX, y el fondo constituido por el espejo hormigueante de luces y personajes, la melancolía resignada de la camarera adquiere una particular intensidad. Este conjunto de cosas que Manet dispuso una tras otra sobre el mostrador delante de la joven quiere sugerir el contraste entre el mundo dorado y egoísta que ella tiene ante sí y que se refleja en el gran espejo a su espalda, y la soledad y la melancolía de su cara, inerte en su turbadora belleza.
¿Por qué esa extraña sensación de malestar que nos atrapa y nos aprieta el corazón ante este cuadro, y más precisamente ante la joven que nos mira con sus ojos profundos y tristes, la cabeza ligeramente ladeada? ¿Por qué cuadno nos atrevemos a levantar los ojos para intentar comprender la razón hurgando en la profundidad de su mirada, no encontramos la causa?
Porque no hay que buscarla en el misterio de esos ojos velados por una tristeza infinita, sino en su reflejo, en todo lo que se mira en ellos y que descubrimos en el inmenso espejo que se extiende en el fondo del cuadro.
Porque es el espejo, que funciona como "toma de conciencia", lo que nos atrapa en el cuadro, en la imagen reflejada de una multitud que está de fiesta, indiferente, en la amarga percepción de la incomunicabilidad entre la joven y nosotros, los representantes de ese mundo efímero, que no vive más que de noche y que desaparece con los primeros rayos del sol.
FUENTE: Entender la Pintura - MANET- Edicione Orbis S.A. 1989- Barcelona.
(Clicad en la imagen para poder verla completa.)





GECHI E CALABRONE. Realismo. Dibujos y Grabados. Acquerello. 60x 47,5 x 2,5 cm. Parigi, Museo del Louvre. París. Francia.

CODA DAVANTI AL NACELLAI. Realismo. Dibujos y Grabados. 1871. Acquaforte. 16,8 x 13,7 cm. Parigi, Bibliothèque  Nationale. France.
IN THE GARDEN OF THE VILLA BELLEVUE. 1880


PORTRAIT OF VICTORINE MEUREND. Impresionismo. Retratos. 1862. Óleo sobre lienzo. Museo de Bellas Artes de Boston. Massachussetts. USA.




RETRATO DE ÉMILE ZOLA. Impresionismo. Retratos. 1868. Óleo sobre lienzo. 146 x 114 cm. Museo de Orsay. París. Francia.
El novelista Émile Zola defendió ardientemente a Manet cuando éste fue rechazado en el Saloon de 1866
Este retrato, que quizás fuera un gesto de reconocimiento del artista, ilustra a la vez los temas de interés del escritor y del pintor. Sobre los tonos oscuros -sombra, violeta y negro- del conjunto, los tonos claros de las páginas del libro abierto en las manos del novelista presentan un fuerte contraste.
El libro es, por cierto, el símbolo del personaje retratado, pero está situado en medio de una multitud de objetos que llenan el cuarto.
Entre éstos, un biombo japonés y una estampa de Utamaro.
El interés de Manet por el arte japonés se revela en los detalles, pero también y siobre todo en el tratamiento de la figura, sin modelado, con amplias zonas planas.
Cuando fue expuesto en el Salon de 1868, las críticas fueron negativas, pero ya comenzaban a ser matizadas. La de P. Mautz es significativa: "Manet tiene buenos logros en las naturalezas muertas; como retratista es menos afortunado. En el retrato de Émile Zola, el interés principal no reside en el personaje sino en ciertos dibujos japoneses que cubren las paredes. La cabeza es indiferente y vaga, y en cuanto a los negros que Manet parece amar tanto, son indefinidos y sin audacia."
Thoré-Burger reconoció que además de que "...los libros, sobre todo un libro de grabados bien abierto, y otros objetos amontonados sobre la mesa o tapizando las paredes son de un realismo asombroso..., el mayor mérito del retrato de Zola... es la luz que circula en este interior y que distribuye por lo tanto el modelado y el relieve". Esta luz parece que quisiera revelar la atmósfera y la época artística en las cuales vivió.
Manet cuidaba particularmente los detalles del decorado, que también tienen un significado autobiográfico: sobre la pared, la estampa de Utamaro (una cita literal de la influencia del arte japonés en su pintura); un grabado de Los borrachos de Velázquez (homenaje a otro "maestro"); una fotografía de Olympia (tal vez para recordar las críticas feroces y, por contraste, la estima por su amigo escritor).

FUENTE: Entender la Pintura - MANET- Edicione Orbis S.A. 1989- Barcelona.


















OLYMPIA. Impresionismo. Bañistas y desnudos. 1863. Óleo sobre lienzo. 130,5 x 190 cm. Museo de Orsay. París. Francia.
 Más escandalosa todavía  que "Le déjeuner sur l'herbe, 1863" fue la Olympia, pintada en 1863 pero no presentada al Salón hasta 1865, donde fue rechazada. Entre las razones por las que este cuadro iba a resultar chocante no son las menos importantes el hecho de que no sólo es una clara parodia de una obra renacentista, (la Venus de Urbino del Tiziano), sino también una flagrante descripción de los hábitos sexuales modernos.

Manet sustituye en él a una diosa veneciana del amor y la belleza por una refinada prostituta parisina. Pero lo que realmente desconcertó a los críticos de la época es que Manet no la sentimentaliza ni la idealiza, y Olympia no parece ni avergonzada ni insatisfecha con su trabajo. No es una figura exótica o pintoresca. Es una mujer de carne y hueso, presentada con una iluminación deslumbrante y frontal, sobre la que el pintor muestra un perturbador distanciamiento que no le permite moralizar sobre ella.
Ambas obras entusiasmaron a los pintores más jóvenes por lo que suponían de observación directa de la vida contemporánea, por su naturalidad y por su emancipación técnica. Manet se convirtió así, casi sin quererlo, en el personaje principal del grupo que se reunía en el Café Guerbois, la cuna del Impresionismo.
FUENTE de "Olympia "  (los dos cuadros y el texto de Olympia.)
WIKIPEDIA LA ENCICLOPEDIA LIBRE.
(Si clicáis en la imágen podréis ver enteramente el cuadro y un gato negro que hay en la parte derecha del cuadro, mirando frontalmente.)

"LE DÉJEUNER SUR L'HERBE." 1863 Óleo sobre tela. 208 x 264 cm. Musée d'Orsay (París.)

Rechazada por el jurado del Salón de 1863, esta obra es expuesta por Manet con el título Le Bain (El Baño) en el "Salón de los Rechazados" autorizado ese año por Napoléon III. Se convirtió en la principal atracción, objeto de burlas y fuente de escándalo.

No obstante, Manet reivindica en el Desayuno sobre la hierba el legado de los maestros antiguos y se inspira en dos obras del Louvre. El Concierto campestre de Tiziano, entonces atribuido a Giorgione, le brinda el tema, mientras que la disposición del grupo central se inspira en un grabado según Rafael: El juicio de Paris.Pero en el Desayuno sobre la hierba, la presencia de una mujer desnuda en medio de hombres vestidos no está justificada por ningún pretexto mitológico o alegórico. La modernidad de los personajes hace obscena, a los ojos de sus contemporáneos, esta escena casi irreal. Manet se divierte además llamando su cuadro "Parte cuadrada".
El estilo y la factura chocaron casi tanto como el tema. Manet abandona los habituales degradés para entregar contrastes abruptos entre sombra y luz. Por ello, se le reprocha su "manía de ver por manchas". Los personajes no parecen perfectamente integrados en este decorado de maleza más esbozado que pintado, en el que la perspectiva es ignorada y la profundidad ausente. Con el Desayuno sobre la hierba, Manet no respeta ninguna de las convenciones admitidas, sino que impone una libertad nueva con respecto al tema y a los modos tradicionales de representación.
FUENTE del texto: Musée d'Orsay (París.)









BATTLE OF THE KEARSARGE AND THE ALABAMA. Realismo. Historia. 1864. Óleo sobre lienzo. 138,7 x 129,9 cm. Museo de Arte de Filadelfia. Filadelfia. USA





LA EJECUCIÓN  DEL EMPERADOR MAXIMILIANO DE HABSBURGO EN MÉXICO.  1867. Óleo sobre tela, 252 x 305 cm Mannheim. Stadtische Kunsthalle.

En esta composición deliberadamente simple, Manet rechazó toda retórica; frente al cuadro de Goya Los fusilamientos en la Moncloa, que representa el fin terrible de la revuelta del pueblo español contra las tropas de Napoleón, la tela de Manet busca la negación de la tragedia.
Los elementos que impresionan al observador son precisamente: la composición; la actitud tranquila del pelotón y el soldado que, indiferente, carga su fusil; la figura de Maximiliano, que espera la descarga apretando las manos de sus compañeros; en fin, el grupo de curiosos que contempla la escena detrás del muro; y los colores, que giran alrededor de dos tonos: el ocre-gris del terreno y del muro y el gris-negro de la ropa.
Examinemos con más detalle las diferencias entre los cuadros de Goya y de Manet. De un lado, en Goya, el impulso agresivo de los soldados; del otro, la impresión de asistir a una tarea de rutina o a una competición de tiro al blanco; de un lado, en Goya,  los alaridos, los brazos en alto de los rebeldes, en un último desafío desesperado; del otro, la sobriedad resignada del emperador; en Goya, los presentes no osan mirar la luz espectral del gran farol; en Manet, un grupo de cabezas se inclina con curiosidad por encima del muro.
El grupo de curiosos detrás del muro hace de contrapeso a los soldados del pelotón; ejecutado con los mismos tintes que el muro (más dos o tres toques de blanco), parece de piedra, y su aire espectral es acentuado por toques rápidos, que trazan las ojeras y los rasgos de los personajes.

FUENTE: Entender la Pintura - MANET- Edicione Orbis S.A. 1989- Barcelona.
(Clicad en la imagen para poder verla completa.)






LOS FUSILAMIENTOS EN LA MONCLOA. Francisco de Goya y Lucientes 1814, öleo sobre tela, 266 x345 cm Madrid, Museo del Prado.

THE BARRICADE. Realismo. Historia. 1871. Óleo sobre lienzo. Szépmüvészeti Museum. Budapest. Hungary.

THE SEINE AT ARGENTEUIL. Impresionismo. Mar y Barcos. 1874. Óleo sobre lienzo. Colección Privada.


ROSES AND TULIPES. 1882
CLAVELES Y CLEMÁTIDES EN UN JARRÓN DE CRISTAL. 1882- 56 x 35  cm- París, Museo de Orsay.
Manet, en 1882, un año antes de su muerte, pintó este sencillo pero hermosísimo jarrón de flores.
El secreto de un buen pintor consiste en preparar primero un buen dibujo y después, sobre la paleta, el tono del color que aplicará sobre el cuadro. Lo primero que hizo Manet fue dar el tono de fondo, muy probablemente sin usar el negro, sino partiendo de los tres colores fundamentales (rojo, azul, amarillo), o bien mezclando verde esmeralda y rojo carmín. Como puede observar, el fondo del cuadro no es uniforme: hacia abajo recibe la luz reflejada por la base clara, obtenida mezclando ocre amarillo con blanco de cinc. Una pequeña proporción del plano de apoyo, mezclada con bistre, le da el tono usado hasta las hojas; de las hojas hacia arriba el color se vuelve más oscuro.
Observando bien el fondo puede ver, que a la derecha de los claveles rosas, hay una mancha más azul de fondo. Esta mancha además de dar movimiento al fondo, equilibra el vacío que podría producirse con un color uniforme, en contraposición al violeta de las clemátides. Todos los verdes del tubo utilizados fueron mezclados con una pequeña parte de amarillo de cadmio más azul ultramar; de este modo, siempre que quiera obtener verdes más claros o más oscuros, más cálidos o más fríos, trabaje siempre con un tono sobre tono. Los rosas son aplicados con bermellón más un poco de carmín, más blanco.
Siempre es difícil para un principiante pintar un objeto transparente como un vaso o un jarrón. Intente proceder de este modo: observe atentamente el jarrón durante un cierto tiempo, luego aplique los colores sobre la pintura como cree verlos. Después de algunas tentativas conseguirá obtener buenos resultados.
FUENTE: MANUAL PRÁCTICO DE LA PINTURA AL ÓLEO. Ettore Maiotti. EDUNSA. Ediciones y Distribuciones Universitarias S.A. Barcelona 1989







STREET PAVES. RUE MOSNIER.  Impresionismo. Paisaje Urbano. 1878. Óleo sobre lienzo. Colección Privada.





LA EVASIÓN DE HENRI ROCHEFORT. Impresionismo. Mar y Barcos. 1881. Óleo sobre lienzo. 146 x 116 cm. Zurich, Kunsthaus

Existe un tema muy apreciado por Manet y que, al contrario de los impresionistas, observó y pintó con una gran serenidad: el mar. Sin excederse en los tonos y en los colores, el mar constituyó el fondo de sus playas, sus marinas, o sus embarcaciones. A las aguas agitadas y profundas, Manet prefería la armonía luminosa de una superfície tranquila, plana y soleada.

FUENTE: Entender la Pintura - MANET- Edicione Orbis S.A. 1989- Barcelona.

FUENTE DE LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES:  LA CIUDAD DE LA PINTURA.

EL PÍFANO. Impresionismo. Retratos. 1866. Óleo sobre lienzo. 160 x 97 cm. Museo de Orsay. París. Francia.
Esta obra la realiza Manet en homenaje al Pablillos de Valladolid, de Velázquez. (Referencia que nos aporta el profesor Paco Hidalgo.)






23 comentaris:

PACO HIDALGO ha dit...

Manet es el gran padre de la pintura contemporánea, el que innova y dará origen a todos los ismos posteriores. A mí me encanta esa obra del Pífano, sin fondo ni referencia alguna, que la hace en homenaje al retrato del Pablillos de Valladolid de Velázquez, también sin fondo alguno. Gran entrada, como siempre, Clariana. Saludos.

clariana ha dit...

¡Hola Paco!
Agradezco tu interesante comentario. Al seleccionar los cuadros encontré también el "Pífano" pero no llegué a ponerlo. Con la reseña que tú me indicas ha despertado mi interés y lo añadiré al post, gracias.
Saludos con afecto.

railsiferradures ha dit...

Hola Clariana,
Voy demasiado despacio, me he perdido la oportunidad de comentar tu post de Ramon Casas, que me gustó muchisimo tanto en las imagenes como en los textos.
En este me ha sorprendido el cuadro "Rue mosnier" que entiendo yo que traduciriamos por los adoquinadores. Nunca habia visto esta imagen en una pintura, me reservo para mi blog, la opción de usarla cuando hablemos de pavimentos, ademas es un muy bello cuadro.
Un abrazo y un monton de besos de tu familia y otros animales...
railsiferradures.

Bosón de Higgs ha dit...

Que bien describes los cuadros,no pierdes detalle jeje,personalmente y desde mi ignorancia Manet no me atrae mucho,prefiero otros artistas pero claro,éste pintor es famoso y por algo será.Admiro el valor que tuvo al pintar 'Desayuno sobre la hierba',en esa época debió ser un escándalo y como bien dices sin connotaciones mitológicas.Algo muy natural,hacer el amor mientras se desayuna y en el campo jeje,más de uno y una se debió echar las manos en la cabeza.
Una cosa te iba a decir,estoy siguiendo un blog recientemente que creo que no conoces,de Diana Profilio,escribe muy bien y pinta muy bien también,te lo recomiendo,me gustaría que dieras tu opinión sobre sus obras que expone,no te arrepentirás.Besos Clariana.

teca ha dit...

Manet eu conheço um pouquinho e gosto muito do jogo de luzes e sombras em tons suaves que ele empregava em suas telas. Também destaco o nu de Manet, muito autêntico, impressionantemente natural.
É sempre um prazer passar aqui no seu espaço tão rico de conhecimento e sensibilidade.
Um beijo muito carinhoso.

Teresa Ulldemolins ha dit...

Acabo de descobrir aquest bloc i m'encanta!
Serà molt interessant seguir-lo.

clariana ha dit...

¡Hola Railsiferradures!
Bueno, si ya has visto la entrada de Ramón Casas y te ha gustado, pues ya está bien, aunque no hayas dejado comentario, aunque si quieres todavía puedes.
Es un bello cuadro el que comentas y relacionado con vuestro tema, me alegro de que te guste y que algún día lo podamos ver por tu blog.
Un abrazo para todos vosotros.

clariana ha dit...

¡Hola Bosón!
La descripción de los cuadros no es mía, pues siempre prefiero que el texto sea de personas que conocen del tema más que yo, y busco fuentes de enciclopedias, de wikipedia, etc.
Manet creo que es un pintor innovador y atrevido y algunos de sus cuadros molestaban a una sociedad hipócrita sobre todo en el tema del sexo.
Ya miraré de sacar tiempo para visitar el blog al que haces referencia.
Un beso.

Javier 16 ha dit...

Clariana, nada que añadir a las obras de Monet dada su categoría de mano del autor. Cuánto daría, ya no pintar como ellos, sino, tener la iniciativa que ellos tenían y, no la vagancia que se apodera de mis intenciones.
Quiero destacar el retrato de Victorine Meurend, su rostro está muy detallado y su mirada atenta y a la vez pensativa es la que me cautiva por su expresividad.


Saludos.

clariana ha dit...

¡Hola Teca!
Era un pintor de los que rompen esquemas, no se amoldaba a cánones establecidos, sino que plasmaba en los cuadros lo que él veía y sentía sin importarle si iba o no a ser aceptado, así como otros impresionistas de la época.
Me alegro que te guste y que sepas apreciar su pintura.
Un beso.

clariana ha dit...

¡Hola Teresa!
Agraeixo les teves amables paraules i m'agradarà rebra les teves visites.
Ja he anat a conéixer el teu blog, que em sebla molt interessant.
Fins quan vulguis!

clariana ha dit...

¡Hola Javier!
Supongo que quieres decir "Manet" pues Monet era otro pintor impresionista.
Trabajando es imposible poder hacer muchas cosas más, no creo que sea una cuestión de vagancia, pero siempre nos gustaría cumplir nuestros propósitos y luego no resulta tan fácil.
Ese retrato a mí también me subyugó, no sé bien bien por qué.
Un abrazo.

Antonio Martínez ha dit...

Un básico en la historia de la pintura contemporánea. Casi uno de los "padres", como bien dice Paco. Son muy interesantes las opiniones que dejo sobre España y Madrid cunado visitó el Prado para conocer más y mejor a Velázquez y Goya. Saludos.

clariana ha dit...

¡Hola Antonio!
Un pintor de los grandes y también con enormes dificultades en el mercado del Arte, por la incomprensión hacia él, como pasa casi con todos los innovadores en pintura.
Gracias por tu comentario, me gustaría conocer esas opiniones suyas sobre España y Madrid, para conocer mejor a Velázquez y Goya, veré si las encuentro por algún lugar.
Un saludo y te deseo buen comienzo de curso.

carlitox ha dit...

Esta vez solo quiero decir que veo "Olympia" y me pongo a pensar en los esclavos eunucos, que por tener que ver a las princesas desnudas, eran castrados previamente.

¿Será que hoy se abolió por completo la esclavitud? ¿Será que los jefes del mundo ya no nos castran? ¿Cómo será?

Un fuerte abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Carlitox!
Una barbaridad lo de castrar a los soldados eunucos para ver a las princesas desnudas, lo que no invente el humano...
Creo que la esclavitud sigue y mucho, de otras maneras, pero por desgracia sigue. Supongo que es lo que sugieres con tus preguntas.
Gracias por tu comentario.
Un saludo.

RosaMaría ha dit...

Hermosos todos! La descripción de la camarera es perfecta, justo es la impresión que causa, las dos peonías magistral! El que me impresionó muchísimo cuando lo vi personalmente fue el de los fusilamientos en La Moncloa. Esas luces en medio de lo lúgubre atrapan. Maravillosos cuadros, todos, cada uno en su estilo. Besos

Algaire ha dit...

Qué se puede decir de este pintor que no se haya dicho ya, uno de los más famosos impresionistas. Me encanta y me alegro que le hayas dedicado este artículo.
Gracias Clariana

clariana ha dit...

¡Hola Rosa Mª!
Los tres cuadros que citas a mi me gustan muchísimo también. El de las peonias es una pasada...
El de la camarera es inquietante, esa mirada perdida en medio de todo el bullicio del establecimiento...
El cuadro de Los fusilamientos de la Moncloa debe de ser muy especial visto al natural, como tú dices, yo no lo he visto más que digitalmente o en enciclopedias.

Gracias por tu visita. Un beso.

clariana ha dit...

¡Hola Algaire!
Es un pintor interesante, famoso y muy conocido como tú dices.
Pero yo no veo tantas entradas sobre él por los blogs, ni por los específicos de Arte, y realmente se merece que de tanto en tanto se le mencione. Ya sabes que mi hobby es encontrar pintores desconocidos o muy poco conocidos u olvidados en esta época aunque entonces tuvieran éxito.
Un beso.

Antonio Martínez ha dit...

Hola, Clariana. Ando liado con las pruebas de selectividad. En cuanto pueda me pongo con el tema que tenemos pendiente. Saludos.

clariana ha dit...

¡Hola Antonio!
No te preocupes, te agradezco tu aclaración, y las pruebas de selectividad es prioritario además de ser tu trabajo.
Era simple curiosidad, si no puedes no pasa nada, ya intentaré buscarlo, pues yo ahora tengo más tiempo.
Gracias, un saludo.

RosaMaría ha dit...

Qué maravilla de pinturas, algunas no las conocía! Qué manejo del negro, color difícil donde lo pongas. Muy buenas tus crónicas, un arduo trabajo de investigación. Besos.