S'ha produït un error en aquest gadget

diumenge, 10 de gener de 2010

VERDAGUER A BARCELONA "LES ALZINES" - "L' ENYOR DE LLUÍS LLACH. Este post lo dedico a mi amiga Mangeles, por su blog "ÁRBOL".

Jacinto Verdaguer es uno de los poetas más importantes, sensibles, exclusivos, amante de la Naturaleza, de su tierra catalana, que tiene Catalunya. Fue muy incomprendido en su tiempo, era sacerdote y le prohibieron ejercer como tal y dejándolo sin sustento para mantenerse, entre otras muchas vejaciones. Escribió un maravilloso libro, del género del periodismo, llamado "En defensa pròpia" así como otros muchos libros de poemas y otros escritos. Es de "La Plana de Vic" (Barcelona.)
Su poesía es de una belleza y de una sensibilidad estremecedoras.

6 comentaris:

mangeles ha dit...

Muchísimas gracias, amiga Clariana. Me he emocionado mucho. Es bellísimo el video, y bellísima la canción de Lluís Llach.

En Madrid, hay una calle llamada Jacinto Verdaguer, en el barrio de Carabanchel, aunque lamentablemente no tiene muchos árboles.

Intentaré encontrar poemas de este autor.

Lo que no hay duda, es que Lluis Llach, se merece un lugar extraordinario, en la música catalana y española. Es un lujo escucharle...es...maravilloso

Muchas gracias de nuevo, amiga, y muchos besos.

Que pases una semana fantástica.

Antonio Martínez ha dit...

Precioses il·lustracions i meravellosa música. Gràcies pel plaer de permetre'ns contemplar|preveure-les.

morisot (Pilar Álamo) ha dit...

Querida amiga, me atrevo a poner un poema de J. Verdaguer, que seguro lo recordaran muchos de tus seguidores...y ya puestos también se lo dedico a Mangeles.
Poema El Canto Materno de Jacinto Verdaguer

"Postrado el padre en miserable lecho
está por espantosa y cruel dolencia;
cercano halla el final de su existencia
y sollozos exhala de su pecho.

Piensa que, bajo el hoy paterno techo,
mañana su familia, en la indigencia,
por siempre llorará su eterna ausencia,
de duelo horrible el corazón deshecho.

Allí, mientras se queja el infelice,
la dulce esposa canta, y él le dice:
-¿Cómo cantas, mujer, mientras me aflijo?

Muestra el niño que tiene entre los brazos,
y dice -con el alma hecha pedazos:-
-Canto… porque no llore nuestro hijo.

¡Precioso!
Gracias Clariana por hacerme recordar la obra de Verdaguer

mangeles ha dit...

Ohh...que bien...poema y todo...Gracias Pilar.

Me mimais mucho chicas...yo que venía a decir lo "guapetón" que es era el catalino Verdaguer...y me encuentro ese maravilloso poema.

BEsotes, amigas

Ana ha dit...

Gracias por regalarnos la belleza de la poesía de Verdaguer con la extraordinaria voz de LLuis Llach.
Un abrazo

Julia ha dit...

Fantástico post, aunque conmigo en esto lo tenías fácil. Admiro a los dos, pero Llach es mi debilidad.
Gracias y felicidades por estas ideas que nos conmueven.
Un abrazo fuerte.