S'ha produït un error en aquest gadget

divendres, 1 de gener de 2010

DOMENIKOS THEOTOKOPOULOS "EL GRECO"- Renacimiento/Manierismo. Creta 1540/ Toledo 1614







2.- LA VISIÓN DE SAN JUAN

El libro del Apocalipsis o Apocalipsis de San Juan es el último del Nuevo Testamento y considerado por la mayoría de los estudiosos como el único libro del Evangelio de carácter exclusivamente profético. La cantidad de símbolos, eventos y procesos que el texto contiene complica la tarea de comprender la totalidad de la revelación y, como tal, ha sido objeto de numerosas interpretaciones.
La visión de San Juan, lienzo que cerraba el ciclo abierto con la Anunciación, llevó a El Greco a leer detenidamente el libro del Nuevo Testamento, y su complejidad simbólica lo impactó, sin duda, a la hora de abordar el tema. Para su ejecución, El Greco optó por un desarrollo sinóptico. Es decir, reunió en el mismo espacio y tiempo episodios y escenas no simultáneos. Este recurso no sólo fue hacer gala de una economía de medios, sino estar a la altura de un libro donde la secuencia narrativa no es el elemento principal. Por lo tanto, dispuso en un solo relato la visión del evangelista Juan con la resurrección de los muertos, a los cuales dos ángeles les reparten túnicas blancas, color que en el mismo Apocalipsis se asocia con la pureza y la victoria. De este modo, El Greco unificó la promesa de la resurrección con su cumplimiento.
Es interesante observar cómo la figura de San Juan se muestra gigantesca: sus rodillas se asientan aplomadamente sobre la tierra, a la vez que sus manos rozan el cielo. De hecho, su cuerpo se impone sobre la totalidad del espacio pictórico. Su túnica es azul, color que el mismo texto bíblico atribuye a la gloria celestial. Sobre el suelo, yace otra túnica, de color rojo, color que el Apocalipsis asocia con la violencia.
Detrás del primer plano que ocupa San Juan, aparecen los resucitados que se mueven como espectros. El Greco se ha desprendido de todo realismo y alcanza cotas de verdadero expresionismo. Los colores disonantes, las tinieblas envolventes y el clima inquietante que transmite la escena refleja el mundo interior de un artista formado en el Renacimiento y que, influenciado por el humanismo de su época, no disociaba la plástica de la literatura y el pensamiento filosófico.
En 1614 al morir El Greco, su hijo Jorge Manuel redactó el primer inventario de su obra, donde clasificó La visión de San Juan como cuadro "sólo bosquejado". Sin embargo, excepto algún sitio donde es visible la imprimación, puede considerarse terminado. Fuente: Grandes Maestros de la Pintura. PÚBLICO.

APUNTE BIOGRÁFICO.
Creta (1540-1614)
Domenikos Theotokopoulos, su verdadero nombre, nació en algún lugar de Creta, posiblemente en Candía, quizá un uno de octubre, fiesta de san Domenikos en el santoral griego.

En 1566 deja definitivamente su patria para instalarse en la república de Venecia, allí asimila el colorido de Tiziano, además de la composición de las figuras y la utilización de espacios amplios y de gran profundidad, características de Tintoretto. El estudio de la arquitectura romana reforzó el equilibrio de sus composiciones, que con frecuencia incluyen vistas de edificios renacentistas.

A fines de 1570 viaja a Roma, recomendado al cardenal Farnesio por el miniaturista Clovio, al parecer, el cardenal se convirtió en su primer cliente. Admira en secreto y disiente en público del gran Buonarroti, coincidiendo, aunque sólo por motivos pictóricos, con el parecer de Pio V, que manda cubrir las desnudeces de la Sixtina. El Greco se sabe mejor pintor que Miguel Angel y lo dice, atrayendo sobre sí las iras de los fanáticos. Como miembro de la Academia de San Lucas conoce a prelados españoles que le hablan, sin duda de Toledo y del posible mecenazgo de Felipe II, el rey que busca artistas para decorar El Escorial de sus retiros.

En 1577 llegó a Toledo donde rapidamente le hicieron encargos. La labor de El Greco como retratista fue muy significativa. Uno de los máximos exponentes de esa labor es el famoso cuadro "El caballero de la mano en el pecho"

En 1586 pintó una de sus obras maestras, "El entierro del conde de Orgaz", para la iglesia de Santo Tomé de Toledo. En El entierro se evidencian el alargamiento de figuras y el horror vacui (pavor a los espacios vacíos), rasgos típicos de El Greco, que habrán de acentuarse en años posteriores. Tales características pueden asociarse con el manierismo que se sigue manteniendo en la pintura del Greco aún después de desaparecer en el arte europeo. Su visión intensamente personal se asentaba en su profunda espiritualidad, de hecho, sus lienzos evidencian una atmósfera mística similar a la que evocan las obras literarias de los místicos españoles contemporáneos, como santa Teresa de Ávila y san Juan de la Cruz.

En las obras que realizó desde la década de 1590 hasta su muerte puede apreciarse una intensidad casi febril. Los temas de la mitología clásica atestiguan la erudición humanista de El Greco y cuán brillante e innovador era el enfoque que daba a los temas tradicionales.

Falleció en Toledo el 7 de abril de 1614 y fue enterrado en la iglesia de Santo Domingo el Antiguo. Fuente del texto biográfico y de las imágenes: "LA CIUDAD DE LA PINTURA"

Encabezamiento: "Concierto angélico"
1.- La Adoración de los Reyes.
2.- La Visión de San Juan.
3.- San Martín y el mendigo.
4.- Fábula.
5.- La Magdalena penitente.

11 comentaris:

PACO HIDALGO ha dit...

Dos veces he estado en Toledo y en ninguna de las dos he podido ver la Casa-Museo de El Greco, siempre en obras. Lo que si he visto es el Entierro del Conde de Orgaz en la iglesia de Santo Tomé. Impresionante, emociona verlo. Desde luego, El Greco es el pintor de la espiritualidad y sus cuerpos son almas o espectros que tienden a subir, a levitar. Muy buena entrada. Saludos

morisot (Pilar Álamo) ha dit...

Querida Ángeles, me parece muy completa tu explicación de este pintor, que rompió todos los esquemas del Renacimiento y por eso se le considera manierista, yo diría también que fue valiente para hacer lo que realmente quería.
Un beso muy grande y me gustaría que en este nuevo año sigamos deleitándonos al entrar en tu blog porque es un placer pasar por aquí.
Un beso muy grande, amiga.

mangeles ha dit...

¡Me encanta el Greco¡...me encanta su forma de pintar las figuras...los rostros...y los colores...

No hay duda de que las formas alargadas de las figuras son lo más representativo del Greco, pero los rostros tan humanos y bondadosos, y sobre todos los tonos de sus colores...esos verdes, azules, rosas, rojos...que tienen un tono especial ....

Muchos besos, amiga Clariana

Na Nena ha dit...

Me ha encantado tu blog, es muy interesante todo lo que muestras en él :)

Gonzalo González ha dit...

No sé qué tendrá este genio que nunca cansa y siempre quieres más...

Feliz Año!

Balovega ha dit...

Hola.. últimas noticias...

Detenido alcalde de Belén por recalificar el portal. Los Reyes Magos están implicados.El niño nacerá n 1 chalet. Papá Noel se presenta como fiscal.

Bellos sueños de Reyes y feliz amanecer

pd. Precioso!!

Jose Antonio ha dit...

Impresionante entrada, me apunto este blog para seguirlo, me parecen interesantes tus entradas.
Hablando del pintor, es uno de los mas valientes, por decirlo así, de esa época.

Julia ha dit...

Fantástico post.
En Toledo vi el Museo, los cuadros en directo superan a las fotografías, es fantástico.
No es un pintor que me guste especialmente, aunque no cabe duda de que es un maestro de la pintura del que siempre hay mucho que aprender.
Seguiremos en contacto durante este nuevo año.
Un abrazo muy fuerte.

clariana ha dit...

Gracias a tod@s por vuestros interesantes comentarios y amables palabras.
Espero que este Nuevo Año que empieza sea próspero para tod@s vosotr@os y podamos seguir comunicándonos. Besos.

MaRieLA ha dit...

Uy, la computadora no me permitió ver todas las imagenes peor seguramente debes haber hechi una buena elección como siempre. Espero que sigamos en contacto mucho tiempo!
Un beso y buen finde :)

jocavi ha dit...

siempre se aprende algo por aki, asi da gusto.
Me ha encantado el del entierro del conde Ordaz y todos los grandes cuadros de ese estilo de los grandes pintores de la historia.
La iglesia siempre ha tenido una influencia en todos los pintores, y supongo que como pagaban bien, o eso supongo, se recreaban pintando obras maestras.
Salud clariana