S'ha produït un error en aquest gadget

divendres, 18 de març de 2011

RAMÓN MARTÍ i ALSINA. REALISMO s. XIX Barcelona 1826- 1894

El muelle de los pescadores La Barceloneta. 1885. Óleo sobre lienzo. 97 x 200 cm. Museo de Montserrat

CAPVESPRE 1882



Barcas de pesca. 1880-1888. Óleo sobre lienzo. 100 x 159 cm. Carmen Thyssen- Bornemisza. Collection



Nieve en las terrazas. 1883. Óleo sobre lienzo. 44 x 81,5 cm. Abadía de Montserrat

CAMÍ DE GRANOLLERS. Oli sobre tela. MNAC. Museu Nacional d'Art de Catalunya.


Vista de Barcelona desde la azotea de la Riera de San Juan. 1889. Óleo sobre tela. 44 x 57 cm. Museo de Arte Moderno de Catalunya.

 Las albadas. La siega del trigo. 1878. Óleo sobre tela. 35.9 x 89 cm. Colección Sala. Museo de Montserrat



Un recodo del rio Besós. 1880-1890. Óleo sobre lienzo. 137 x 196,5 cm. Abadía de Montserrat


 Ruinas de la iglesia del Santo Sepulcro de Estella (Navarra). 1862. Óleo sobre tela. 71 x 124 cm. Museo de Arte Moderno de Cataluña







Autorretrato. 1863. Óleo sobre lienzo. 115 x 85,5 cm. Abadía de Montserrat






Retrato del pintor Ramón Tusquets. 1865. Óleo sobre lienzo. 124 x 74,5 cm. Abadía de Montserrat






Niña del cántaro. Museo Romántico de Madrid

Tigre. 1870-1880. Óleo sobre lienzo. 84 x 208 cm. Abadía de Montserrat
 
 

EL BORNET (PLAZA del MERCADO) MUSEO DE ARTE MODERNO BARCELONA



Els setges. (Defensa de Gerona, contra los franceses en 1809). h. 1865 Óleo sobre lienzo, 45,5 x 84 cm. Museu d'Art de Girona.


EL GRAN DIA DE GIRONA.
El gran dia de Girona és una pintura a l'oli de grans dimensions (496 x 1082 cm) realitzada per Ramon Martí i Alsina. No es té constància de la data en què es va pintar l'obra, però els experts la situen entre 1863 i 1864. És l'obra de cavallet més gran de la història de la pintura catalana. Forma part de la col·lecció del Museu Nacional d'Art de Catalunya i actualment està exposat, en dipòsit,  a  la seu de la Generalitat de Catalunya a Girona, a l'església de l'antic Hospital de Santa Caterina.

Pel que fa a l'espectacularitat de les mides de l'obra, els estudiosos apunten a que es podria tractar d'una manera de rivalitzar contra La batalla de Tetuan de Marià Fortuny, resultat de l'encàrrec que aquest havia rebut de la Diputació de Barcelona per retratar la Guerra d'Àfrica.
El 1938, durant la Guerra Civil Espanyola, el quadre va ser víctima d'uns bombardejos mentre estava exposat al Palau de les Belles Arts de Barcelona. Un cop finalitzada la guerra i a l'espera d'una restauració, el quadre es va enrotllar i emmagatzemar a una de les sales de reserva del Mnac, on va romandre uns 70 anys esperant una restauració, duta a terme entre 2009 i 2010.

APUNTE BIOGRÁFICO.

Ramon Martí i Alsina (Barcelona, 1826 - 1894). Pintor realista catalán, considerado como la figura más importante del realismo artístico de España, hasta el punto de que Martí i Alsina se enmarca dentro de las corrientes europeas más modernas y rompedoras del momento.

Ramon Martí i Alsina revolucionó el anquilosado panorama artístico español del siglo XIX. Fue el verdadero creador de la escuela paisajística catalana y pionero de la pintura moderna en España, preconizando -mucho antes incluso que Carlos de Haes- el estudio, la observación y la reproducción del natural. Fue, además, maestro de toda una generación de autores, entre los cuales nombres de tanto relieve como Modest Urgell, Simó Gómez, Joaquim Vayreda, Baldomero Galofré, José Luis Pellicer, Lluís Armet o Francesc Torrescassana.
Nacido en el seno de una familia humilde, quedó huérfano de padre a los ocho años, pasando a esa edad bajo la autoridad de su padrino, quien desde el principio se opuso al desarrollo de las ideas artísticas del joven Ramón. Por indicación de su padrino, estudió filosofía, aunque al mismo tiempo se matriculó en las clases nocturnas de la Escola de Belles Arts de la Llotja de Barcelona.
Sus primeros pasos como pintor y dibujante los dio en la localidad de Mataró, de donde era oriunda la familia de su madre. Allí comenzó a labrarse una cierta reputación como retratista entre la burguesía local, definiéndose su primera etapa por un objetivismo naturalista y ajeno a los dogmas oficiales.
Ya en esta época, se fija en la naturaleza como inspiración directa, saliendo a pintar los días de fiesta por las montañas y costas de la comarca del Maresme, buscando temas para sus paisajes y marinas. Martí i Alsina se muestra de esta manera como un autor poseedor de un fresco instinto artístico que ya desde sus primeros años se manifiesta opuesto a los corsés de la oficialidad imperante.
En 1848 viajó a París, donde visitó el Louvre y donde se familiarizó con la obra de autores como Horace Vernet y Eugène Delacroix. Más adelantes conocerá la obra de Gustave Courbet, el mayor exponente internacional del realismo y la obra de la Escuela de Barbizon.
En 1850 contrae matrimonio con Carlota Aguiló, momento a partir del cual, además, su trayectoria como artista se afianza. En 1852 obtiene la cátedra de dibujo en la Escola de Belles Arts de la Llotja de Barcelona, y dos años más tarde pasaría a impartir dibujo de figura. Se dedica a la docencia predicando el realismo y la captación del natural, especialmente en el paisaje. Viaja repetidas veces a París y también a Holanda.
Atraído por el pensamiento positivista y las corrientes progresistas, republicanas y anticlericales, se identificó con los ideales revolucionarios de 1868. Durante el reinado de Amadeo de Saboya dimitió en sus funciones docentes en la Ecola de la Llotja por motivos políticos. Sin embargo, con la llegada de la I República Española y bajo el mandato del presidente Francesc Pi i Margall, fue rehabilitado en sus funciones.
La primera exposición importante en la que Martí i Alsina participó fue la Exposición General de Bellas Artes de Barcelona de 1851. A partir de ese momento, participará en diversas exposiciones tanto en Barcelona como en Madrid o en París, en varias de las cuales fue premiado. Fue invitado incluso a la Exposición Universal de 1889 en París.
En la década de los setenta, y al mismo tiempo que su obra pasa por uno de sus mejores momentos, su vida empieza a padecer diferentes calamidades a nivel personal. En 1872 fallecen casi simultáneamente sus hijos Camilo y Carlota, y en 1878 pierde a su esposa. Al mismo tiempo, se endeuda de forma importante, hasta el punto de que tuvo que multiplicar su producción y trabajar en distintos talleres (llegó a tener abiertos siete al mismo tiempo), de forma casi industrial. Contrajo segundas nupcias con Francisca Chillida, aunque las dificultades económicas le acuciarían ya hasta su muerte.
A pesar de ello, pasó buena parte de su vida obsesionado por acabar su ciclo de la Guerra de la Independencia y la toma de Gerona que iniciara hacia 1865 con lienzos como El somatén del Bruch, la Compañía de Santa Bárbara y El sitio de Gerona de 1809 (Museu d'Art de Girona, Barcelona), la última de las cuales, inconclusa, es por sí sola uno de los cuadros de historia mejor logrados de la pintura ochocentista española.
Sus obras reflejan el postulado realista básico de retratar la realidad concienzudamente, sin idealizaciones o embellecimientos innecesarios. Su obra puede dividirse en tres etapas: de 1850 a 1870 en su período inicial; de 1870 a 1880 su fase intermedia de plenitud; y desde 1880 hasta su muerte en 1894, con su producción más prolífica y menos cuidada.
Entre sus temas encontramos numerosos paisajes y marinas, vistas urbanas (especialmente de Barcelona), retratos y figuras humanas (La siesta, de 1884, Museu Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona, es quizá su obra más conocida), escenas costumbristas, temperamentales desnudos femeninos (son mucho más escasos los masculinos e incluso infantiles, como el Desnudo de muchacho de espaldas, colección particular, Barcelona) y pintura de historia y escenas bíblicas (como David y Abigail, o Eliazar y Rebeca, ambos en el Museu Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona). En pocas ocasiones se dedicó al bodegón, aunque también pintó algunos de ellos.
Con el tiempo, Martí Alsina se fue adaptando a las nuevas corrientes del impresionismo, como puede verse, por ejemplo, en La vista del Boulevard Clichy. Es por eso que algunos críticos lo consideran un artista ecléctico, que no puede adscribirse a ninguna corriente pictórica concreta.
Pese a la relevancia de su obra, se trata todavía de un pintor poco estudiado y cuya obra aún ha de valorarse en toda su dimensión.
(Información obtenida de Wikipedia)

Fuentes de los cuadros: La Ciudad de la Pintura, Wikipedia, Foro Xerbar y Orozco.
Fuentes de los textos: Wikipedia.










































19 comentaris:

PACO HIDALGO ha dit...

Para mí, Martí i Alsina es uno de los mejores paisajistas españoles, con un realismo impresionista que impacta. Como siempre, muy buen post, Clariana. Feliz fin de semana y abrazos.

Julia ha dit...

Hola amiga ¿como te encuentras? espero que bien. Me encanta Martí Alsina, buen post, ah, y el de las centrales nucleares...., es impresionante.
Te escribo también para pedirte tu dirección, es uqe quiero enviarte una cosita. Me escribes a mi correo si no te importa y me lo dices.
Un abrazo muy fuerte.

Mabel G. ha dit...

Estupendo artista, la "vista de Barcelona desde un balcón", el "paisaje nevado", los de la guerra con los franceses... son excepcionales.
También su autorretrato, parece que estuviera mirándote a los ojos.
........
Excelente, Clariana ! Muy buen post.
Feliz fin de semana amiga ... y gracias.

Leodegundia ha dit...

Me gusta la obra de este pintor, tanto en los paisajes urbanos como en los del campo como por ejemplo el de la siega.
:-) Tu blog es una verdadera enciclopedia de arte de la que todos aprendemos un montón.
Un abrazo

Adolfo Payés ha dit...

Impresionante
Un gusto leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que la semana que comienza, sea de las mejores.. mis mejores deseos..

Javier 16 ha dit...

Entra este pintor sin duda en la categoría de mis favoritos. Gran paisajista y derrochador de carácter en sus representaciones bélicas, donde la crudeza de la muerte queda de manifiesto. Quiero destacar por su peculiar contraste con el cielo y el terreno seco, las ruinas de la iglesia del Santo Sepulcro de Estella, me ha gustado muchísimo.
No me canso de repetir lo agradecido que te estoy por ser tan complaciente con tus entradas, con las que disfruto de manera desbordada, al tener en cuenta tantos espacios naturales de la mano de tan buenos artistas de la pintura.

Saludos Clariana

clariana ha dit...

¡Hola Paco!
Lo que comentas del "realismo impresionista" creo que es muy acertado, pues se le considera realista, aunque también dicen que no se le podía encuadrar en un estilo concreto.
Saludos afectuosos.

clariana ha dit...

¡Hola Julia!
Pues de momento estoy bien. Me alegro de que te guste el pintor.
Gracias por tu atención, aunque no deberías molestarte por mí. Te he enviado un email con los datos que me pides.
Abrazos.

clariana ha dit...

¡Hola Mabel!
Gracias a tí por saber apreciar la obra de este fantástico pintor catalán.
Creo que te refieres al retrato del pintor Ramón Tusquets, pues el autoretrato del pintor Ramón Alsina, mira hacia abajo.
Espero que la semana sea también favorable para tí. Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Leodegundia!
Este cuadro de la siega que mencionas es muy agradable de observar con esas albadas al fondo.
Gracias por la valoración que haces de lo que voy exponiendo en el blog, anima a seguir. Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Adolfo!
Gracias por la expresión de tus buenos deseos.
Yo también espero que estés muy bien así como tu família y en especial la pequeñita.
Saludos afectuosos.

clariana ha dit...

¡Hola Javier!
Ya me imaginaba que estos cuadros entrarían dentro de lo que te gusta en pintura, pues realmente merecen la pena de conocer.
Este cuadro que mencionas de Las ruinas del Santo Sepulcro de Estella a mí también me ha llamado mucho la atención por esa especie de reflejo de la tierra en las nubes y puedo apreciar ahora también lo que tu comentas del contraste entre la sequedad de la tierra y la humedad que transpira el cielo.
Me da alegría saber que te gustan esos cuadros, en la búsqueda que realizo de pintores también voy descubriendo muchas obras que no conocía y muchos pintores nuevos para mí. Un abrazo.

carlitox ha dit...

Hola Clariana!
Tú que estás con la pintura, qué te parece este blog?

http://fernandez-davilapinturas.blogspot.com/

pdta: te dejé un saludito;)

clariana ha dit...

¡Hola Carlitox!
He visitado la web que me recomiendas y me han parecido muy interesantes los cuadros de este pintor, aúnan una gran sensibilidad por el tema que toca, un personalísimo sentido de la forma y una manera de distribuir el color por el cuadro e interrelacionarlo entre los diversos elementos del mismo, que es fascinante.
Gracias, un saludo.

Mabel G. ha dit...

¡Sí! es cierto, me refería al retrato de Ramón Tusquets..."que te mira a los ojos"... pero también al "autorretrato" Realmente me refería a los dos
(hice un tuti-frutti)jeje....
Besos.

clariana ha dit...

¡Hola Mabel!
Bueno, según donde esté situado el observador del cuadro, podría mirarle a los ojos el autoretrato de Ramón Martí i Alsina, si se encuentra muy abajo y el cuadro arriba, pues podría ser...
Mi primera percepción era que no, pero ya se sabe, las apariencias engañan. Un abrazo.

railsiferradures ha dit...

Buenas noches Clariana,
Que imagenes mas bellas de la ciudad vista desde "els terrats". Me traen recuerdos infantiles en que subir “al terrat” era una pequeña aventura, en un espacio prohibido.
Besos y abrazos de todos para todos.
railsiferradures

clariana ha dit...

¡Hola Railsiferradures!
Yo creo que no ha habido otro terrado como aquel de la infancia, en mis recuerdos. Una de las sonadas fue aquella nevada descomunal en Barcelona con la imagen del papá quitando nieve con la pala a toda pastilla. No recuerdo otros vecinos haciéndolo, quizás el Sr. Nicolás. Un abrazo a toda la família.

RosaMaría ha dit...

Feliz Pascua Clariana! Me encantaron estas pinturas y el colorido tan diferente de cada una de ellas! Besos grandotes.