S'ha produït un error en aquest gadget

dimarts, 27 d’octubre de 2009

GEORG FLEGEL, pintor alemán, manierista, 1566-1638


,




Georg Flegel (Olomouc, Moravia, 1566 -Fráncfort del Meno, 23 de marzo de 1638) pintor alemán conocido por sus naturalezas muertas.

Se mudó a Viena más o menos en 1580, donde se hizo ayudante del pintor y delineante flamenco Lucas van Valckenborch y con quien se mudó a Fráncfort, que era una ciudad muy importante artísticamente entonces. Como su ayudante añadía flores o frutas a los cuadros de Valckenborch.

En un perído de alrededor de 30 años (c. 1600-1630), realizó 110 acuarelas, sobre todo de bodegones y cuadros de flores.

Entre sus alumnos se encuentran sus dos hijos, Friedrich y Jacob, y los artistas Jacob Marrel y Sebastian Stosskopf.



Georg Flegel fue un pionero en el bodegón puro sin figuras y creó la novedad compositiva de colocar los objetos detallados en gabinetes, armarios y mostrar cajas, y producir puntos de vista múltiples simultáneamente.
Especialmente popular en este período fue la pintura de «vanidad» o vanitas, en las que suntuosos arreglos de fruta y flores, libros, estatuillas, jarras, monedas, joyas, pinturas, instrumentos musicales y científicos, insignias militares, cristal y plata finos, estaban acompañados por recuerdos simbólicos de la fugacidad de la vida. Adicionalmente, un cráneo, un reloj de arena o de bolsillo, una vela consumiéndose o un libro con las páginas vueltas, servirían como un mensaje moralizante de lo efímero de los placeres de los sentidos. A menudo varias de las frutas y flores se muestran comenzando a pudrirse o decaer para insistir en la misma consideración. (Fuente: La Ciudad de la Pintura y Wikipedia)

18 comentaris:

libertineyporculerrochester ha dit...

Hay algo que jamás entenderé en pintura: los bodegones. Como aprendizaje de volumes, etcétera, me parece perfecto. Pero no para mostrar como arte u obra. Odio los bodegones. Se me aparecen como los bailes regionales de cualquier comunidad autonoma... y me da miedo. Un miedo exacerbado. Saludos!

mangeles ha dit...

Me encanta...es...sorprendente como pinta el vidreo y el cristal...y que objetos de cristal tan bellos...

Muy interesante posta, amiga.

Muchos besos

Antonio Martínez ha dit...

Qué difíciles son los bodegones, tanto para el pintor como para el espectador. Personalmente tardé mucho en apreciar algo más que el virtuosismo técnico de algunos artistas. El Museo del Prado tiene de gira una exposición sobre el bodegón español.

morisot (Pilar Álamo) ha dit...

El bodegón es un género dificil. Yo creo que es interesante el tiempo que invierte el artista en mirar los modelos (quietos, mejor que muertos)y saber que no le están devolviendo la mirada...es misterioso ¿verdad?

Adolfo Payés ha dit...

La verdad que visitarte es un lujo.. gracias por entregarnos esta belleza de post.


Un abrazo
Saludos fraternos..

clariana ha dit...

Tendrás tus motivos para opinar así sobre los bodegones. A mí particularmente, algunos me gustan.
Saludos afectuosos.

clariana ha dit...

¡Hola Mangeles!
Supongo que debe ser muy difícil pintar el cristal y conseguir estos efectos, así como de luz. Un gran beso.

clariana ha dit...

¡Hola Antonio!
Desde luego no es el género más agradecido, cuesta de pintar y no se consigue que atraiga tanto como otros estilos.
Pues me gustaría que esa gira llegase también a Barcelona. Saludos afectuosos.

clariana ha dit...

¡Hola Pilar!
Me ha gustado mucho tu comentario y éso de devolver la mirada. Bueno no te olvides que aquí hay algún ratoncillo que podría devolver la mirada, también hay insectos...
Besos.

clariana ha dit...

¡Hola Adolfo!
Tú siempre tan amable y valorando los post que pongo. Animas mucho, te lo agradezco. Saludos afectuosos.

MaRieLA ha dit...

Increíble, algunas parecían fotografías de tan realistas. Me gustaron los claroscuros y las pinceladas. Lindo lindo.
Un besote Clariana, y gracias por todos tus comentarios en mi blog :) Me alegran mucho!

clariana ha dit...

¡Hola Mariela!
Me ha gustado lo que explicas en tu comentario sobre los cuadros del pintor.
Me da gran alegría verte por aquí, gracias. Un gran beso.

Lucie G ha dit...

No conocía a este pintor, y es un buen descubrimiento, gracias! Me gusta el bodegon con los huevos fritos y el vaso de vino, precioso!
Abrazos

Gonzalo González ha dit...

Me han gustado mucho, especialmente porque no son naturalezas muertas en un sentido estricto de la palabra, pues hay ratones y sobre todo insectos.... a no ser que estén muertos... :)

Saludos!

clariana ha dit...

¡Hola Lucié!
Yo lo he conocido recientemente, buscando en un museo, que ahora no recuerdo bien cuál era, entre los manieristas alemanes.
Me ha gustado que lo encuentres de interés, a mi me sorprendió por los efectos de la luz y por integrar animalillos vivos. Saludos afectuosos.

clariana ha dit...

¡Hola Gonzalo!
A mí también me impactó por uno de los motivos que tú indicas. Yo creo que están vivos los animalillos, pero claro no lo podría asegurar, es una pintura. Saludos afectuosos y gracias por tu comentario.

Armando ha dit...

Hola Clariana:

Las pinturas me gustan, pero el que incluyan un roedor o insecto como un elemento mas no termina de agradarme.

Con la pintura que me quedo es la que parece una repisa y creo se llama "Shelf with flower vase and fruits"

¡Saludos!

clariana ha dit...

¡Hola Armando!
Es un poco chocante la aparición de estos animalillos en sus bodegones, pero para el pintor representaban que todo se consume y se pasa. Puede que estéticamente no quede muy correcto. Saludos afectuosos.