S'ha produït un error en aquest gadget

dissabte, 19 de febrer de 2011

CASIMIRO SAINZ SAIZ. 1853 1898 - Cantabria- Madrid. Neoclasicismo-Realismo-Naturalismo.

FUENTE PÚBLICA DE MADRID.
AL PIANO, 1875

RETRATO DE UN CABALLERO, 1875
JUNTO A LA CHIMENEA.

Sin finalizar sus estudios, la pintura de Casimiro Sainz y Saiz tiende hacia un concepto preciosista y de interior, sin dejar el paisaje exterior, caso de Fuente pública de Madrid (1875) (Museo Municipal de Madrid): pequeña obra donde muleros y aguadores faenan alrededor de una fuente del madrileño Paseo de las Delicias. Pero, como decimos, en estos años el cántabro trabaja obras de interior, con cierto preciosismo, hacia la pintura galante, seguramente influido por uno de sus maestros, Vicente Palmaroli, que se trajo esta moda de París, si bien, ya eran elocuentes los triunfos de Rosales y Fortuny. Citemos Al piano (c. 1875), y Retrato de un caballero (1875) (colección particular de Santander); y, más interesante aún, Junto a la chimenea (c. 1875), donde ya se advierte a un Sainz fijado en el interiorismo, en la captación de detalles, con reflejos orientalizantes en la dulce figura femenina, tan de moda en esos momentos. Estas obras de pequeño formato, eminentemente burguesas, presentan aún un aspecto mate, con una iluminación todavía contenida y escasamente brillante.

DAMA EN EL ESCRITORIO.


EL ESCULTOR EN SU ESTUDIO. 1876

Con Dama en el escritorio (1875) (colección particular burgalesa), Sainz camina decididamente hacia la galante pintura preciosista de interior, muy a lo Rosales, con el especial y sensual cuidado de las calidades de las telas, la captación de un preciso instante -la escritura de una secreta carta en la que la dama está absorta- y una iluminación más brillante, ya nos evidencian esta tendencia. Mayor avance se manifiesta en El escultor en su estudio (1876), con la escena de un anónimo colega artístico trabajando la cera roja; ya la luz, el tratamiento de las telas, objetos o muebles, nos indican fehacientemente la decidida postura estética de Sainz.





EL DESCANSO. ESTUDIO DEL PINTOR. ¿QUÉ PENSARÁ?
 
Obra maestra de este periodo protopreciosista -entre 1874 y 1881-, es el famoso lienzo El descanso, estudio del pintor, ¿Qué Pensará? (1876), del Museo del Prado, con el que compareció a la Nacional de Bellas Artes en el año de su realización. La estancia se corresponde con el estudio de Vicente Palmaroli; al margen de algunos textos que así lo atestiguan, la alfombra que aparece en la obra está presente en alguna obra de Palmaroli, como El cómico. El cuidado de los detalles, la minuciosidad, la excelente y lograda iluminación lateral -de evidente referente en la pintura clásica holandesa- y la captación del instante cotidiano, magnifican una obra que obtuvo una Tercera Medalla. El artista que en la obra aparece puede ser su colega y amigo Eduardo Pelayo.
 
LA MADRE DE LA NOVIA. Dª F. MACHO:





LA DAMA DEL ABANICO.


Entre los retratos de encargo, se conservan La madre de la novia (1877) -representa a la señora que regentaba una de las pensiones madrileñas donde Sainz vivió un tiempo-, (colección privada de Reinosa); el Retrato de la madre muerta (1879) (Museo del Prado) con la identificación de la misma persona. Ambos manifiestan una excelente ejecución, mezcla de un tétrico realismo, donde la ancianidad no se esconde. A partir de 1877, se advierte un predominio de la pintura de exterior. El concepto general le llega naturalmente de Carlos de Haes, ayudado además por el ambiente de sus compañeros y amigos (Pelayo, Cutanda, Fernández Carpio, Arredondo ... ). Aun así, mantiene y acrecienta el preciosismo en la magnífica La dama del abanico (1877) (colección privada de Reinosa). Esta tabla, muy cercana a los planteamientos rosalianos, sigue inmersa en las pautas coquetas y anecdóticas, burguesas. Cuida tanto al personaje femenino como al paisaje, posiblemente EI Retiro de Madrid con una iluminación especialmente atractiva.

Fuentes: Las mismas que las del post anterior.


11 comentaris:

PACO HIDALGO ha dit...

Como siempre, impecable tu estudio sobre este pintor realista, que a mi me recuerda mucho a Courbet. Me encanta pasar por tu espacio y poder saludarte, Clariana. Un abrazo.

Mabel G. ha dit...

Creí que era el mismo post, y luego, con gran regocijo me dí cuenta que era la parte II.
¡ Este pintor es INCREÍBLE !
Me ha conquistado totalmente.
Un beso Clariana y feliz fin de semana!

Algaire ha dit...

Si satisfecha quedé con el artículo anterior, no lo quedé menos con este. Veo que con el mismo acierto y preciosismo lo mismo pintaba paisajes que interiores.
Me encanta este pintor que de nuevo tengo que decir que conocí a través de ti.
Un abrazo

Javier 16 ha dit...

Hola Clariana.
Veo la misma delicadeza y riqueza de detalles tanto en los exteriores como los interiores. Que gran y paciente trabajo enriquecer sus lienzos con los objetos diversos que jalonan los salones, las habitaciones y además el jardín y el abrevadero con el mulo y los burros. Realismo- naturalismo; una modalidad que me entusiasma y me maravilla.

Una selección de lujo
Saludos

clariana ha dit...

¡Hola Paco!
Pues pensando en Courbet es cierto que en algunos aspectos lo recuerda. Quizás Courbet era más impactante con los temas. Del pintor Sainz destacaría su técnica en el paisaje, así como la nostalgia que despierta. Gracias y un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Mabel!
Este era el primer post que iba a poner, pero lo guardé en borradores porque había puesto un cuadro de la señora F. Macho muerta en un ataúd y me pareció un tanto tétrico y lo dejé pendiente, luego puse el de paisajes y cuando suprimí aquel post que te comenté, pues me vino bien tener ese primero, suprimí ese cuadro y lo puse. Ya sabes mi reciente historia del post. Un abrazo.
(Disculpa si no me expresé bien en mi ultimo email, sé que eres una persona de calidad y no tengo nada que reprocharte.)

clariana ha dit...

¡Hola Algaire!
Es un pintor sencillo, sin pretensiones y en cambio, muy buen artista en mi opinión.
Me alegro de que lo sepas apreciar. Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Javier!
Es cierto, esa minuciosidad de detalles que destacas, era un gran observador, lo cual es una característica muy importante para su profesión.
Me satisface que te guste la combinación realismo-naturalismo, son artistas que además de pintar, creo que sentían algo muy especial por la Naturaleza.
Un abrazo.

railsiferradures ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
railsiferradures ha dit...

Hola Clariana,
Hoy llego tarde, cuando escribo estas líneas, ya hace dos días que hay una nueva entrada.
Estas nuevas pinturas de Camilo Sainz son muy hermosas, era un pintor muy detallista los cuadros de su estudio tienen un aire que me recuerdan a Fortuny.
Besos y abrazos del equipo habitual.
railsiferradures

clariana ha dit...

¡Hola railsiferradures!
Es igual, no es tarde, pensaba dejar el post más tiempo, pero aquel día leí las notícias en el diario y entre ésto y después el post de Mabel, pues me decidí a poner ese post extraordinario, en el que se recoge alguna que otra firma, intentando mediar por ellos a través de la ONU y la UE.
Sí, es posible que tenga algún parecido con Mariano Fortuny, también muy detallista.
Un abrazo y extensivo a la família.