S'ha produït un error en aquest gadget

diumenge, 23 de gener de 2011

OVIDIO MURGÍA DE CASTRO. Pintor gallego. Lestrove (Dodro), 1871- 1900 - Neoclasicismo-Romanticismo.


ÁRBOLES. Acuarela sobre papel. Colección particular.

CASERÍO CON ÓRREOS. Acuarela sobre papel. Coleccón particular.

IGLESIA CON ÁRBOLES. Anverso. acuarela sobre papel. Colección particular.

TORMENTA EN EL MAR. Óleo sobre lienzo. Colección particular.
PAISAJE DE INVIERNO EN EL SARELA. Óleo sobre lienzo. Diputación Provincial de A Coruña. A Coruña (España.)


PAISAJE DA PONTEVILA SANT XOAN DA COBA. Óleo sobre lienzo. Fundación Rosalía de Castro.



BETANZOS, ÁBSIDE DEL TEMPLO DE SAN FRANCISCO. Acuarela sobre papel. Colección particular.



























SIERRA DEL GUADARRAMA. Óleo sobre lienzo. Museo de Bellas Artes de A Coruña (España.)



MARINA. Óleo sobre lienzo. Colección particular.
PAISAJE. Óleo sobre lienzo. Colección Caixanova.

APUNTE BIOGRÁFICO.

Ovidio Murguía de Castro (Lestrove (Dodro), 1871 - ?, 1900) fue un pintor gallego. Hijo de los escritores Rosalía de Castro, de quien hereda su sentimiento artístico, y Manuel Murguía, queda huérfano de madre a los 14 años hecho que sin duda afectará a su evolución pictórica.

Comenzó a pintar en Santiago de Compostela, en la Real Sociedad Económica de Amigos del País, de la que era profesor José Fenollera. Murguia aparece vinculado al núcleo intelectual que se aglutina en La Coruña, ciudad donde expone con cierta asiduidad.
En 1895 se traslada a Madrid, pero no sigue los caminos habituales ingresando en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ni solicitando las posibles pensiones para Roma, entonces poco menos que imprescindible para hacer carrera oficial.
Su parentesco con el novelista Alejandro Pérez Lugín, en cuya casa reside, le permite asistir a tertulias literarias y relacionarse con artistas. Sale al campo, a la zona de la sierra de Guadarrama, a pintar paisaje del natural, y acude con frecuencia al Museo del Prado, donde realiza copias de grandes maestros, para ejercitarse en el oficio de pintor.
En Madrid conoce al que será su protector, Eugenio Montero Ríos y a quien le debe el proyecto para la decoración del Palacio de Lourizán en Pontevedra.
Su padre, hombre ambicioso, le relaciona con políticos influyentes de la época para los que ha de realizar escenas de género, muy en boga entonces, y decoraciones murales para sus palacios. Ovidio cumple estos encargos, aunque a regañadientes, hasta que decide liberarse de ellos por completo y vivir alegremente, a la bohemia, una vida que su precaria salud no le tolera.
Concurrió a algunas exposiciones, pero su cortísima vida no le permitió cuajar la obra a la que sin duda su temperamento estaba destinado.
Representante de la llamada generación "Doliente", aborda temas costumbristas muy marcados por la tradición realista naturalista en su primera etapa. Será sin embargo un eslabón fundamental en la renovación del paisajismo cuando, apartándose en la medida de sus posibilidades de las hormas academicistas, comience a "pintar del natural", dotando a su pintura de gran pulso vital, plasmando una emoción que fusiona el naturalismo con la espiritualidad del romanticismo.
La pintura de Ovidio Murguía figura en los museos de Galicia, especialmente en los de Pontevedra y La Coruña, donde está la más representativa.
Falleció prematuramente de tuberculosis en 1900 con tan sólo 28 años de edad, hecho que más tarde hizo que fuese encuadrado dentro de la denominada Generación Doliente gallega.



(Información obtenida de Wikipedia)
Cuadros: LA CIUDAD DE LA PINTURA.






14 comentaris:

Mabel G. ha dit...

¡qué sorpresa, Clariana! Sabes? yo no sabía que el hijo de Rosalía de Castro había sido pintor !
¡Y qué cuadros tan hermosos tiene!
Me dio mucha pena saber que había muerto tan joven.
Un beso, amiga.
(¿de dónde sacas todo esto tan bello?
eres una estupenda investigadora artística )

PACO HIDALGO ha dit...

Tampoco sabía yo que el hijo de Rosalía de Castro y M. Murguía fuese pintor y tan bueno, aunque muriese tan pronto y no pudiese desarrollar una carrera más larga. Excelente paisajista. Gracias por acercárnoslo. Un fuerte abrazo.

Abedugu ha dit...

Conozco mucho la obra de Rosalía de Castro, pero mira que desconocía que tuviera un hijo pintor. Está claro que en tu blog siempre aprendo algo, así que tengo que darte las gracias.
Pena que muriera tan joven pues talento si tenía.
Un abrazo

Javier 16 ha dit...

Me uno a la sorpresa del resto de comentaristas respecto al seguimiento como artista del hijo, tras los pasos de la madre tan conocida.

Me da cierta envidia esa capacidad de descargar tanto color en tan pocos trazos y con abundante calidad, y el tacto personal que da esta gente a sus trabajos con las complicadas acuarelas. Son de lujo, además de los óleos.

Siempre nos encuentras grandes artistas con sus completas biografías, que a su vez, nos dejan una interesante sensación de curiosidad rebosante sobre sus vidas.

Abrazos Clariana.

Antonio Martínez ha dit...

Pues claro que fue pintor... Amante de la sierra de Guadarrama, del pasiaje... Hijo de Rosalía pero también de Mnuel Murguía, historiador, archivero-bibliotecario, iniciador del pensamiento nacionalista gallego. Coincido con vosotros y vosotras en que su temprana muerte nos impidió conocer la evolución del que sería un magnífico artista. Saludos galaicos.

railsiferradures ha dit...

Realmente es una aventura poder encontrar y mostrar estos fantásticos pintores, que para muchos como yo, son desconocidos.
Como en otros casos son pinturas excelentes y desgraciadamente desconocidas.
Besos
rails i ferradures

clariana ha dit...

¡Hola Mabel!
Gracias por tu comentario. Me gusta conocer nuevos pintores y a veces, te llevas sorpresas como en este caso. Por otra parte, me parecen muy interesantes sus vidas en muchos casos. Creo que la afición por la pintura lleva a grandes contratiempos en la vida, pues no siempre son compatibles. Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Paco!
Profundizando un poco en la búsqueda de pintores, te puedes enterar de muchas cosas, de las vivencias de la época en que pintaron, de cómo era la gente, tantas cosas...
Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Abedugu!
Supongo que al faltarle la madre tan tempranamente, los cuidados no serían los mismos y luego con su temperamento y el tener muy claro lo que quería hacer con respecto a la pintura, y entrar en el mundo de la bohemia, pues no le favorecería nada. Ya he leído algunas de sus poesías en tu blog, junto a los cuadros, me alegro de que te guste la sorpresa. Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Javier!
Realmente admira ver éso que tú dices, que con pocos trazos consiguen tanto en el dibujo, en el color, esa síntesis tan perfecta que realizan al transcribir lo que ellos observan en la naturaleza.
Gracias por tus observaciones, siempre tan concisas. Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Antonio!
Tú lo tienes muy claro, porque eres de allí, estás enamorado de Galícia y además estás totalmente inmerso en la Historia del Arte, pero para nosotros/as. ya no es lo mismo, pues yo también es la primera vez que conozco a este pintor y no sabía que fuera hijo de Rosalía de Castro.
Te agradezco toda esta información que aportas, que es de gran interés. Saludos.

clariana ha dit...

¡Hola Reailsiferradures!
El mundo de la pintura es muy duro, pues hay muchos pintores en todo el mundo, muchos que pintan muy bien, a veces, poco gusto en la gente, o poca educación artística y todo ésto influye a la hora de decidir en esta vida por ser pintor. Para ellos la vida tampoco es nada fácil, como en el caso de tantas personas claro, pero tiene la ventaja universal de que luego queda un maravilloso legado para la humanidad entera. Besos a todos.

Balovega ha dit...

Buenas noches..

Paso a curiosear un ratito tu rincón, ahora que tengo un chance...una maravilla amiga.. cuídate mucho

Besotes de lindos sueños

JESUS y ENCARNA ha dit...

Bon dia, Clariana, hoy me siento un poco mejor despues de todo lo que acontece en mi vida, el gato Arnold, no para de maullar en estos momentos, esta viejo de 14 años,lleno de achaques en sus huesos,a pesar de la buena vida que lleva el gañan.
Que vamos ha hacer.
Juntos te enviamos los mejores deseos para ti y a Josep.
Gracias a tus descubrimientos, se enriquecen nuestros ojos y conocimientos, sin duda Galicia es Tierra de Arte pasado y presente, una Tierra aun, llena de misterios y buenos Artistas.
Personalmente tengo buenos recuerdos de ella.
Hoy todavia con el trancazo de la gripe, que va remitiendo paulatinamente, he decido intentar corresponder a las visitas en mi ultima entrada y lo hago un tanto agobiado por la falta de asiduidad en este mundillo para con las amistades creadas.
Nuestra situacion en general, es de dudoso futuro, como sabesis, intentaremos superarla.
Besos y abrazos muy cordiales.
Jesus y Encarna