S'ha produït un error en aquest gadget

dilluns, 22 de novembre de 2010

IVÁN KRAMSKÓI. Realismo ruso. Grupo "Los Itinerantes". OSTROGOSHK, región de VORONEZH. 1837-1887

Portrait of a Woman. 1880s. Oil on canvas. The Art Museum, Yaroslavl, Russia. Obra de Iván Kramskoi




In the Grove of Medon near Paris. 1876. Watercolor on paper. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia. Obra de  Iván Kramskoi
Portrait of the Artist Arkhip Kuinji. 1877. Oil on canvas. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia. Obra de Iván Kramskoi









Portrait of Sonya Kramskaya, the Artist's Daughter. 1870s. Oil on cardboard. The Russian Museum, St. Petersburg, Russia. Obra de Iván Kramskoi



Bunch of Flowers. Phloxes. 1884. Oil on canvas. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia. Obra de Iván Kramskoi




Cristo en el desierto.
Iván Kramskoi expusó este cuadro en 1872 en la segunda exposición de los Itinerantes en San Petersburgo.

Para el artista, comprometido socialmente, los tiempos exigían una nueva imagen de la figura de Cristo, más humanizado. El cuadro está basado en el retiro de Cristo durante 40 días en el desierto. Está sentado sobre una piedra reflexionando, decidiendo, según el autor, si va a dar el paso de sacrificar su vida por la humanidad. El amanecer al fondo anuncia la toma de una decisión. El cuadro refleja los momentos de duda que padece todo ser humano.
El marco del cuadro fue encargado de propio por Kramskoi también tiene su significado. Las esquinas están sujetadas por cuerdas creando lazos en forma de cruz. Con esto el artista quería reforzar la idea del destino ineludible de Cristo.
Esta obra forma parte de la colección de la Galería Tetriakov de Moscú.



"Carcajada."




Ivan Kramskoy Working on Portrait of his Daughter. 1884. Oil on canvas. The Tretyakov Gallery, Moscow, Russia

Kramskoi fue también uno de los mejores retratistas rusos y realizó una serie de brillantes retratos de lo que él consideró los personajes más valiosos del país: L. N. Tolstoi, I. A. Gancharov, N. A. Niekrásov ... Dichos retratos sorprendieron a sus contemporáneos por su extraña agudeza y finura en la psicología de los personajes. Sus retratos no se dirigieron sólo a personajes famosos sino a gente del pueblo como el retrato de Mina Moiseyev (1882) o el del Campesino con Bridas (1883).







Girl with a Tress. 1873. Ivan Kramskoy Museum of Fine Arts, Voronezh, Russia. Obra de  Iván .
 
 
BIOGRAFÍA.
 
Iván Kramskoi nació en la ciudad Ostrogoshk, en la región de Voronezh, en la familia de un escribano. Forzado por las circunstancias empezó a trabajar en un taller de fotografía en donde empezó a despuntar su talento. En 1857 ingresó en la Academia de Artes de San Petersburgo. Posicionándose en contra del academicismo fue uno de los iniciadores de "la revuelta de los catorce" que terminó con su expulsión de la Academia y la fundación del Artel de Artistas en 1863. En 1870 se convirtió en la cabeza e ideólogo de la Sociedad de Exposiciones Itinerantes, una asociación de artistas unidos por un ideario común que representaron una fractura en la historia del arte y la cultura del país.

La herencia de Kramskoi en el arte ruso es incalculable: junto a impecables obras maestras se encuentran nuevos y originales conceptos artísticos que empujaron al creador a los límites de su capacidad creativa, límites que intentó superar durante toda su vida a base de un tenaz trabajo.
Kramskoi fue también uno de los mejores retratistas rusos y realizó una serie de brillantes retratos de lo que él consideró los personajes más valiosos del país: L. N. Tolstoi, I. A. Gancharov, N. A. Niekrásov ... Dichos retratos sorprendieron a sus contemporáneos por su extraña agudeza y finura en la psicología de los personajes. Sus retratos no se dirigieron sólo a personajes famosos sino a gente del pueblo como el retrato de Mina Moiseyev (1882) o el del Campesino con Bridas (1883).
Uno de los temas mas importantes en la obra Kramskoi fue el de la reflexión sobre la elección del modo de vida y el servicio desinteresado y consciente al prójimo. Dicho tema halla su perfecta encarnación en el cuadro "Cristo en el desierto" (1872) como expresión del autosacrificio heroíco. La continuación de esta serie de trabajos quedó burscamente interrumpida dejando inacabada su obra "Carcajada".
Al final de su vida Kramskoi realizó una serie de obras en las que se abrió a nuevos caminos pictóricos: la enigmática "Desconocida" o la bella "Noche de luna".
Kramskoi . Fuentes: MUSEO RUSO y FORO XERBAR.  (De los cuadros y de los textos.)

ENCABEZAMIENTO DEL BLOG: AUTORRETRATO.

Encabezamiento del blog. Autorretrato.

14 comentaris:

Javier 16 ha dit...

Clariana; las obras que presentas hoy del autor Iván Kramskoi son realmente sorprendentes. Pero de todas, la que me ha impactado por su realismo es la de Cristo en el desierto. No soy creyente, pero el pintor ha plasmado a la perfección la preocupación y reflexión de Jesús ante una decisión crucial a favor de una humanidad egoísta.
“El cuadro refleja los momentos de duda que padece todo ser humano”; este particular fragmento extraído del texto es muy acertado, y me estremece por la postura de desolación que nosotros también sufrimos en esos momentos de incertidumbre causada por nuestras propias inquietudes.

Un abrazo.

PACO HIDALGO ha dit...

Realmente deliciosas las pinturas realistas de este autor. Aunque vive y trabaja en los últimos años de la Rusia zarista, es verdad que su obra es tremendamente realista y se acerca a la gente del pueblo, eso se aprecia en esas miradas tristes. Me ha impactado su obra "Cristo en el desierto", es muy muy humana. Besos, Clariana.

Mabel G. ha dit...

Clariana !!!! es uno de mis favoritos... no hay ningún otro (y valga mi atrevimiento) que pinte los cabellos como el óleo "Girl with a tress" ...es increíble cómo los ha pintado.¡¡están allí! da ganas de pasarles el peine. El Jesús abrumado, como bien dice Javier "ante una decisión crucial a favor de una humanidad egoísta".
Los gestos, las semisombras. Las flores, TODO !! Es algo de otro mundo. Los pintores rusos son excepcionales, como Ivan Shiskin que la primera vez que ví un cuadro de él(en internet) lo tuve que observar muchas veces porque tenía la duda que fuera una foto o no.
Siempre te doy las gracias, amiga y no me cansaré.
Un beso

Mabel G. ha dit...

IVAN SHISHKIN.... QUISE DECIR.
¡¡SORRY!!
Besos.

Algaire ha dit...

Me encantan las obras de este pintor y precisamente tengo guardada la foto del cuadro de Cristo en el desierto para que acompañe a un poema pues me impresionó mucho ese aire de soledad y tristeza que tiene.
Un abrazo

railsiferradures ha dit...

Bona nit Clariana,
El Cristo en el desierto, es impactante, es una imagen desoladora, incluso la postura no es habitual, parece que cansado este a punto de desfallecer, las rocas y el cielo muestran un ambiente que siendo luminoso es duro y agresivo.
Todos los miembros de nuestra pequeña tribu están bien y te envían besos abrazos y coletazos.
rails i ferradures

clariana ha dit...

¡Hola Javier!
Me ha gustado mucho lo que expresas en tu comentario. Esa humanización de Jesús que plasma Kramskói es muy profunda y transmite una soledad y una preocupación como tú dices por favorecer a esa humanidad egoísta, que hace estremecer.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Paco!
Es uno de los cuadros que más me han impactado de la pintura rusa, con ese desierto que realza esa angustia, esa soledad tan humana que muestra Jesús.
Gracias, un saludo afectuoso.

clariana ha dit...

¡Hola Mabel!
Ya me acuerdo de aquel post tan bello que pusistes sobre el pintor Iván Shishkin (es que el apellido se las trae.) Este es muy especial en cuanto a retrato, así como Shishkin lo es en cuanto a paisaje. Me alegro de que te haya gustado el pintor y ese cuadro tan especial de Jesús en el desierto.
Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Algaire!
Pues esperaré a ese post de "Pintura y Poesía" que parece vas a poner en un futuro, que seguramente será excepcional.
Me gusta mucho esa combinación que haces en tu blog de la pintura complementada con la poesía. Un beso.

clariana ha dit...

¡Hola Railsiferradures!
Completamente de acuerdo contigo en todo lo que dices sobre el cuadro de Jesús en el desierto. Creo que el pintor lo supo plasmar de maravilla.
Gracias por vuestro comentario y besos a toda esta tribu tan cordial.

Devaneos de un moderno Peter Pan ha dit...

¡Qué recuerdos de cierto trabajo de pintura naturalista rusa! ¡Qué tres mese investigando cuadros!
Un saludo, Clariana. Siempre encantada de pasarme por aquí y ver entradas tan bonitas.

¡Un abrazo!

clariana ha dit...

¡Hola Judith!
Seguro que te lo pasastes muy bien nvestigando cuadros de la pintura rusa, yo desde que la descubrí por un libro sobre los pintores rusos, que no paro de sorprenderme con ellos. Gracias por tu visita a mi blog. Un beso.

RosaMaría ha dit...

Otra maravilla! Cuánto que no conozco, gracias por tu generosidad al mostrarnos estos genios de la pintura. Abrazos