S'ha produït un error en aquest gadget

diumenge, 4 de juliol de 2010

JOSEP AMAT PAGÉS (Realismo Academicista, Impresionismo, influencias del Fauvismo.)- Barcelona 1901-1991- Enterrado en San Feliu de Guixols (Girona.)

Rambla Vidal, San Feliu de Guíxols (Girona)

La playa de San Feliu.

Ciudad del Baix Empordà donde Josep Amat se establecía cada año desde el mes de mayo al mes de octubre para dedicarse a pintar tanto las vistas urbanas de la pequeña ciudad como las magníficas panorámicas marítimas de la bahia. San Feliu era uno de sus rincones preferidos, y también constituía la ciudad natal de su esposa Isabel Girbau, hija de una de las grandes famílias burguesas del Ampurdán, que como los Amat, mostraron desde siempre un gran interés por el arte y la cultura catalanas.
"El señor Amat está trabajando", decían muy a menudo els guixolencs mientras veían a nuestro protagonista, meticuloso y trabajador, colocar su caballete delante de la playa. De costumbres fijas, sobrio y tímido, pero profundamente humano, Josep Amat gozaba de la simpatía de los habitantes de San Feliu.


Barrio de la Ribera (Barcelona.) Zona barcelonesa cercana al puerto.
Hay barrios de Barcelona que ejercieron una particular atracción sobre Josep Amat: San Gervasio, Sarriá, Horta, la Barceloneta...
El año 1940 nació su segundo hijo, llamado Josep, y el 1942 el tercero, Joan. Este mismo año Frederic Marès, director de la Escuela de Bellas Artes de San Jorge, llamó al pintor para que se incorporase a la plantilla de profesores. Allí impartiría la materia de paisaje al aire libre en el interior del Parc de la Ciutadella.
Nos hemos de imaginar como Amat recorría estos barrios céntricos de la ciudad de Barcelona para pintar junto con sus alumnos. Tuvo como alumnos personajes de la talla de Carles Nadal, Teresa Llàcer o Maria Cirici.
Jardin.
































Vista de París.
La vida moderna y en continuo movimiento de la gran metrópolis se pone de manifiesto a través de esta vista urbana tan propia de Josep Amat, quien gustaba de plasmar la cotidianeidad de las grandes ciudades como París o Barcelona a través de sus cuadros, que constituían no sólo unas grandes obras de arte sinó también unos interesantes documentos históricos.
La vista del Sena era un tema recurrente en sus telas que el artista trabajaba a plein air siguiendo la tradición impresionista. Este movimiento era el que más admiraba y tuvo la ocasión de ver los óleos de creadores franceses como Monet o Pissarro gracias a sus constantes visitas al Museo de Orsay.
En 1949 volvió a París con su mujer y el ceramista Artigas, una ciudad "una mica més trista" que antes de la guerra. Allí visitó a Raoul Dufy, así como a la viuda de Marquet.
Estos pintores fauvistas habían estado presentes durante su etapa de formación en París, pero no será hasta ahora que su influencia estilística se dejará notar sobre sus telas, en que la plenitud del color o el arabesco de las formas nos recuerdan el arte de Derain y del grupo de Matisse. Otro de los pintores que causó cierto impacto sobre la obra de Josep, durante aquellos meses fue Pierre Bonnard, miembro del grupo nabí francés, la obra del cual reflejaba según él "cierto intelectualismo místico". En la Ciutat de la Llum también se reencontró con artistas catalanes como su amigo Grau Sala, Clavé o Sert, mientras visitó paralelamente el taller de Gargallo, conservado por parte de su hija como si fuera un museo.
El año 1924 se produjo un acontecimiento capital en la carrera de nuestro protagonista. el encuentro con Joaquim Mir, famoso pintor que habría de influenciar en su estilo a lo largo de aquella decada.






































Terraza.
El mes de noviembre del año 1978 Josep Amat sufrió un ataque de corazón. Después de unos meses de convalescencia reemprendió poco a poco su actividad y empezó a pintar desde su casa, sin tener que hacer el esfuerzo físico que le suponía el traslado del caballete y la caja de pinturas. Pero nuestro protagonista no se adaptó a pintar sentado, tal como los médicos le recomendaban, de manera que aunque estuviera dentro de su casa, pintaba de pie. Los motivos de sus cuadros sufrirán pues un cambio, y pasan de las vistas urbanas o marítimas a otros temas más intimistas o de interiores. Entre estos últimos destacan los jarros de flores, toda una faceta dentro de la carrera del pintor caracterizada por una vivacidad del color, una pincelada suelta y una luminosidad destacables. La obra demuestra que a pesar del debilitamiento de su salud, los colores de la paleta siguen siendo totalmente optimistas, un optimismo que será muy propio del autor a lo largo de toda su vida.



La casa del artista (Barrio de San Gervasio)- Barcelona.
Según explican detalladamente las frecuentes cartas que el artista envió a su prometida a San Feliu durante su juventud, Josep alquiló el mes de mayo de 1935 los bajos de una torre isabelina típica del barrio barcelonés de San Gervasio, en la calle de Jules Verne. El precio de la casa resultaba asequible ya que se veía afectada por el proyecto urbanístico de construcción de la Ronda del Mig, y Amat la alquiló porque creía que la reforma tal vez no se llevara nunca a término. Con la puesta en marcha del proyecto en los años 1960 su família tuvo que abandonar el domicilio para trasladarse a una casa que el pintor hacía unos años que pretendía adquirir, una antigua torre de veraneo del Putxet.
Todos estos años transcurridos en el barrio barcelonés de San Gervasio se documentan a través de centenares de óleos como éste y que constituyen un verdadero testimonio histórico de la Ciutat Comtal. Gracias a los cuadros de nuestro protagonista, San Gervasio luce sus vilas neoclásicas, plazas y fuentes, y refleja la Barcelona familiar, lírica y doméstica de aquel tiempo.

Por desgracia, paralelamente al matrimonio de nuestro protagonista, F.Franco estaba preparando su rebelión militar contra el Gobierno de la República española. El inicio de la Guerra Civil un mes después marcó al joven matrimonio, ya que el conflicto comportó consecuencias traumáticas para la família. los padres de Amat se vieron obligados a esconderse en una masía que tenían en Viladecans, mientras que Enecó Girbau y su hijo Ricardo fueron detenidos poco después. El primero fue fusilado y el segundo murió en el frente un año más tarde "me quedé para ayudar a mis familiares y sus problemas."

Plaça Pla de Palau (Barcelona.)

12 comentaris:

Javier 16 ha dit...

Que maravilla el óleo de las redondeadas calizas de Monserrat. No sé si lo habré comentado alguna vez pero, son junto a Los Mallos de Riglos (Huesca), Los Órganos de Montoro (Teruel) y El Naranjo de Bulnes (Asturias) las formaciones rocosas más alucinantes (lo son todas, pero éstas concretamente, me fascinan sobremanera).
La plaza Palacio de Barcelona también es una fantástica obra que demuestra lo que fue antaño un remanso de paz tan palpable de una zona céntrica; y lo que hoy, supongo, será un constante fluir de coches. Me recuerda un poco a La Plaza de España de Zaragoza.
La pintura de la casa del artista (Barrio de San Gervasio)- Barcelona, la reservo para el final, pues tiene ese encanto de las casas solariegas ajardinadas con su coqueta fuente centrada en el jardín. Cuando una pintura me despierta sentimientos y recuerdos no me canso de mirarla. Este caserón me recuerda al palacio de Los Marqueses de Ayerbe, donde al general Palafox, fue a buscarle el pueblo zaragozano para ponerle al mando de del ejército y movimiento espontáneo sublevado contra Napoleón. Cuando el palacio estaba casi en ruinas, lo visitaba para recoger egagrópilas de lechuza; que son los restos indigeribles de las presas que captura, y que regurgita al cabo de unas dos horas.

Me ha hechizado este artista catalán por esos brotes de naturaleza urbana. Muy bonita entrada Clariana.
Un abrazo.

Algaire ha dit...

Una entrada fantástica para mostrarnos la vida y obra de este pintor. Me gustan sus cuadros llenos de color y de luz, destacando a mi parecer el de la casa del artista y el del Barrio de la Ribera.
Gracias Clariana por seguir mostrándonos tantas buenas obras de arte.
Un abrazo

Mabel G. ha dit...

Qué maravilla de pinturas !!! y me da emoción porque conozco la obra de Amat Pagés y todos los paisajes que pintó ya que viví en Catalunya por 6 años y todo eso me pone muy nostálgica. Y asiduamente visitábamos Barcelona.
Vaig viure moments meravellosos a Catalunya (Tarragona, Coma Ruga jo vivia), i enyoro molts els seus paisatges i la seva gent.
Gràcies per aquest re trobada... meva volguda amiga!

(espero no haberme olvidado mucho de la lengua Catalana, si hay algo mal escrito, pido que me disculpes)
________________________________________

efilnikufesin ha dit...

Fantastico este pintor, increible belleza en sus cuadros, lastima que esa catalunya que pintaba se está transformando poco a poco en solida masa de cemento, sin paisajes dignos de admirar en la capital...
Un besazo amiga Clariana, y no te preocupes muxo con las faltas de Hortografia, hay alguna que duelen mucho de verlas, pero otras se sobreentienden y no pasa nada....
un saludo de Jocavi

clariana ha dit...

¡Hola Javier 16!
Es un pintor que fue muy apreciado y tuvo su éxito, pero que no le fue nada fácil el camino como a tantos otros. Quiero decir que a veces nos encasillamos en los "mejores" o sea los que han sido enormemente reconocidos a veces en vida -las menos- y muchas cuando ya se han muerto. Pero este calificativo es relativo pues hay otros factores que cuentan tanto o más que el saber pintar muy bien, la originalidad, la creatividad. El tener buenos contactos, poder desplazarse fácilmente a otros lugares, unos buenos maestros pintores etc. etc. A mí particularmente me gusta buscar, encontrar y exponer a los pintores no tan reconocidos.
Es muy interesante todo lo que explicas y aporta una información valiosa al blog. Me gusta lo de las formaciones rocosas que describes, así como lo que dices y sientes con respecto a algunos de los cuadros expuestos.
También me apunto la indicación sobre los restos que la lechuza no puede digerir y regurguita al cabo de dos horas. Gracias por todo ello. Un abrazo.

clariana ha dit...

¡Hola Algaire!
Estoy contenta de que el pintor sea de tu gusto, pues es una entrada que la hice con bastante dedicación, encontraba pocos cuadros en el Google y los que quería exponer que están en el libro que he leído no estaban. Solamente el de "Camí de Montserrat" i "La casa del pintor." pero al final, también me gustaron estos otros que había y que no estaban en mi libro. A mí me gustan mucho: "Jardin" "El barri de la Ribera" y los de San Feliu. Amaba mucho esta localidad el pintor, donde nació Isabel Guirbau su mujer, donde pasó muchas horas pintando, tuvo muchos amigos que lo apreciaban y finalmente quiso ser enterrado allí aunque murió en Barcelona.
Gracias por tu amable comentario. Un beso.

railsiferradures ha dit...

Hola Clariana,
Desconocía a este pintor y en cambio por su trazo y los temas que muestras me resulta familiar, los paisajes urbanos me han gustado mucho en especial el del paisaje de la Ribera que por la orientación diría que es la antigua calle del Taulat aunque no este seguro.
Como imaginaras también me he detenido en la de la Plaza Palau la que durante muchos años fue centro neuralgico de Barcelona antes de la plaza de Catalunya.
En fin ya me enfilo con mis tranvías.
Besos y abrazos RyF

clariana ha dit...

¡Hola Mabel G.!
Es estupendo que conozcas Barcelona y Coma Ruga y me maravilla que también conozcas a Josep Amat Pagés. Lástima de la nostalgia, pero debes de tener muy buenos recuerdos.
No te preocupes lo haces muy bien lo del catalán. Un beso.

Balovega ha dit...

Hola...

Extraordinario !!


Tengo la pc en la enfermeria y poco o nada comento, sin embargo no queria que pensaras que me había olvidado de los amigos..

Un besote grandote de buenas noches

clariana ha dit...

¡Hola Jocavi!
Es triste constatar por los cuadros de todos estos pintores que han dejado testimonio de nuestras ciudades, lo que fue ayer y lo que es hoy. Antes jardines, huertos, casitas, fuentes. Ahora, cemento, coches, frialdad...
No sé a qué mundo nos quieren hacer ir. Un petó.

clariana ha dit...

¡Hola Railsiferradures!
Me imaginaba que te iban a gustar estos cuadros, sobretodo los de la Barcelona de hace unos años, con otra manera más tranquila de ir por la vida, con sus carros, sus tranvías...
Puede que sea la calle Taulat que dices, me suena también en Pueblo Nuevo esa calle, pero igual me confundo. Besos a toda la família.

clariana ha dit...

¡Hola Balovega!
Pues deseo que tu pc se restaure y anime pronto y que no tengas necesidad de reemplazarlo por otro.
Te agradezco tu buena voluntad de visitarme todo y teniendo este problema. Un gran beso.